1. Home
  2. Cómo calentar bien el motor. Los preliminares en el sexo. Parte 2
Cómo calentar bien el motor. Los preliminares en el sexo. Parte 2

Cómo calentar bien el motor. Los preliminares en el sexo. Parte 2

  • November 29, 2021
  • 6 Likes
  • 372 Views
  • 2 Comments

En el artículo anterior “Un motor caliente funciona mejor, los preliminares en el sexo” vimos qué son los preliminares, por qué son importantes y cómo la ausencia de ellos podría llevarnos a padecer alguna disfunción sexual.

En este artículo vamos a ver cómo “calentar” a la pareja.

Beneficios de los preliminares en el sexo

  • La primera ventaja y muy importante es que sirven para empezar la relación sexual más relajado y sin prisas. Las prisas en el sexo nunca son buenas.
    Los preliminares de por sí son prácticas que llevan un ritmo más pausado y tranquilo que la penetración. Por tanto mientras nos tocan y nos besan entramos en un estado de relajación que nos ayuda a empezar la penetración sin ansiedad.

    La ansiedad previa al acto sexual es algo muy negativo y que colabora en generar y mantener cualquier disfunción sexual.

  • Otro beneficio es que mientras practicamos los preliminares estaremos dando tiempo a que se produzca una erección de calidad en el pene y una lubricación en la vagina. Ambos estaréis más preparados para la penetración después de un rato de calentamiento que si empezáis directamente.
    Además, la penetración es mucho más placentera si cuando empezáis, el nivel de excitación está en su punto más alto y eso requiere un tiempo.

    Siempre se está más excitado después de unos minutos que al principio, ya que ha dado tiempo a que la sangre llegue a los genitales.

  • Por último, decir que el deseo sexual se incrementa si tardamos un ratito en empezar con el coito, lo que se hace esperar se coge con más ganas. La práctica de juegos sexuales previos nos ayuda a conectar con la pareja.

    Prueba a excitarte y seguir con los preliminares hasta que ya no puedas aguantar más, verás como el inicio de la penetración será apoteósico.

¿Cuánto deben durar los preliminares para que sean de calidad?

Lo ideal sería como mínimo 10 minutos y cómo máximo todo lo que queráis disfrutar. No siempre disponemos de tiempo ilimitado y a veces es difícil buscar un momento para el sexo.
También puede ser morboso y divertido practicar la penetración directamente en plan sexo salvaje.
Pero lo que os recomiendo es que no os acostumbréis a prescindir de los preliminares en todos los encuentros sexuales. Se puede combinar días de “polvos rápidos” con otros en los que nos dedicamos a la pareja y nos esmeramos en hacerla disfrutar.

Intentad siempre que sea posible y dispongáis de tiempo, alargar el momento del coito y vivir los preliminares sin prisas y disfrutando de cada cosa que hagáis.

Y ahora unos truquillos para calentar bien el motor

  • Ser pacientes: Como hemos dicho antes las prisas son el mayor enemigo del buen sexo.
    Si estás haciéndole algo a tu pareja a desgana o esperando que llegue el momento de parar o que te lo hagan a ti, tu pareja lo percibirá y se sentirá incómoda o se desconcentrará. Así que si vas a hacerle algo, relájate, no tengas prisa por terminar y disfruta de lo que le estás haciendo.

    Concéntrate también en sus reacciones, en cómo disfruta con lo que le estás haciendo, eso te dará morbo y también te excitará a ti.

  • Calidad, no cantidad: No sirve de nada alargar hasta el infinito el tiempo que estamos calentando a la pareja.

    Si lo haces sin ganas o sin prestar atención, lo percibirá y no le gustará.

  • Házlo buscando también tu propio placer: Si estás disfrutando de lo que le estás haciéndole a tu pareja,  ella verá que te gusta y eso le excitará más.

    No hay nada más morboso que ver que tu pareja te está haciendo sexo oral con tantas ganas, que parece que quiere tragarte.

Potenciar los 5 sentidos. Todos los sentidos colaboran en la excitación sexual:

  • Juega con los olores, tanto los olores corporales como los que podemos aplicarnos con perfumes, cremas o aceites. Prueba a taparle los ojos con un pañuelo y ponle delante de su nariz para que las huela diferentes partes de tu cuerpo. Usa perfume, dulce o fruta que huela bien. Esto activará su percepción y estará más receptivo.
  • El tacto ya sabemos que está omnipresente en todo el acto sexual, concéntrate en el punto de contacto de tus dedos con la piel de la otra persona. Y cuando seas acariciado/a concéntrate en esa sensación agradable de cosquilleo y en el calor de la mano que te toca.
  • El oído, es un sentido a veces olvidado en el acto sexual pero es muy erótico escuchar cómo te susurran al oído palabras sensuales y sentir el calorcito en tu oreja. También es muy morboso escuchar qué te van a hacer o que tu pareja te diga que le encanta lo que le estás haciendo.
  • El gusto podemos disfrutarlo chupando a la otra persona y sintiendo el sabor de su piel, de sus genitales, de su boca. También podemos utilizar lubricantes o aceites de masaje con sabores que introducen una nota divertida, y si te gusta el dulce prueba a untar miel o Nutella por el cuerpo y comételo.
  • Y la vista, que a veces también la utilizamos menos de lo que deberíamos. Si hay algo erótico por excelencia es ver cómo tu pareja disfruta o tiene un orgasmo. Ver su cara con gestos de placer. Verle su cuerpo desnudo mientras estáis haciendo el amor.

Sé Sexy, no te cortes y observa

También es muy morboso el uso de lencería o algún atuendo que os evoque alguna fantasía sexual. El contacto visual es lo que más acerca a una pareja, mirarse a los ojos es el acto más cariñoso a la vez que excitante que puede existir. Hay muchas parejas que apenas se miran a los ojos mientras practican sexo pero te recomiendo que lo hagas, te darás cuenta como inmediatamente conectáis.

Y ahora el último truco y que muchas personas olvidan que es “Preguntar”. Muchas veces nos da miedo o vergüenza preguntar, a veces ni se nos ocurre hacerlo, pero no hay mejor forma de saber qué le apetece a tu pareja en ese momento o qué le gusta. Sobre todo al principio de una relación, cuando aún no conocemos bien al otro es muy útil preguntarle qué le gusta o cómo le gusta que le hagan determinada práctica sexual.

Otra cosa que también podemos hacer es estar pendientes de observar las reacciones de la pareja cuando le hacemos una u otra cosa. Si vemos que la respiración se acelera y empieza a gemir sabremos que eso le está gustando, así que anótalo en tu cabeza como algo que te va a funcionar.

Aparte de preguntar tampoco tengas miedo de exponer tú qué te apetece hacer o qué te gusta en un momento determinado, la comunicación en el sexo es muy importante.

Así que, ya que sabes cómo “calentar el ambiente”, ¡échale imaginación y disfruta!



Artículos sobre sexualidad

2 Comments

  •  8 meses ago

    Me ha encantado el articulo, aunque parece que todo el mundo sabe lo que tiene que hacer yo creo que no está de más dejarse aconsejar por profesionales. Enhorabuena, sencillo y claro.

  •  8 meses ago

    Felicitaciones ,articulo muy revelador ,para tener presente ,gracias!

Leave Your Comment