1. Home
  2. Soluciones para la falta de deseo en el hombre
Soluciones para la falta de deseo en el hombre

Soluciones para la falta de deseo en el hombre

  • August 5, 2021
  • 14 Likes
  • 556 Views
  • 0 Comments

En el artículo “Falta de deseo sexual en el hombre de 50, ¿Mito o realidad?” Hemos visto que los principales factores que contribuyen a que pueda aparecer este deseo sexual hipoactivo están relacionados con la disminución en la producción de testosterona, con aspectos psicológicos, con el cambio en la autoimagen corporal o con la aparición de otras disfunciones sexuales.

Pero ¿Qué podemos hacer ante estos cambios?

Aprovechar la edad.

La edad siempre suele parecernos algo negativo y a nadie le gusta ir cumpliendo años, sobre todo a partir de los 50, pero podemos intentar ver la parte positiva de esta etapa de la vida y qué ventajas nos brinda la madurez.

En primer lugar los años nos dan una experiencia vital que aplicada a las relaciones sexuales nos llevan a ser menos impetuosos pero más expertos en el arte del sexo. Es muy común que en la adolescencia y en la veintena muchos hombres se centren poco o casi nada en los preliminares y están más predispuestos a llegar a la penetración lo antes posible. Muchos jóvenes además ven mucha pornografía lo que no hace más que favorecer que la relación sexual se centre en el coito y en el disfrute del hombre

Conforme se van cumpliendo años se va perdiendo esa obsesión por meterla”,  y se va encontrando más interés en otras prácticas sexuales y el disfrute de ellas. A esto se une el hecho de que las parejas que el hombre va teniendo expresan lo que les gusta o les apetece hacer y eso va enriqueciendo el repertorio de prácticas sexuales. Está claro que la experiencia es un valor fundamental en el sexo, y que la mayoría de los hombres se consideran mejores amantes a los 50 que a los veintitantos.

Así que créetelo, disfrútalo y valora la importancia de la experiencia por encima del hecho de no ser tan joven.

Además las mujeres al cumplir años cada vez disfrutan más de sus orgasmos. Estadísticas han demostrado que mujeres de 30 años consiguen orgasmos en el 65% de sus relaciones sexuales, mientras que las mujeres entre 40 y 50 lo hacen el 70% de las veces.

Otro factor importante a tener en cuenta para favorecer los encuentros sexuales a partir de los 50 es el hecho de que en la mayoría de los casos los hijos ya son mayores y no dificultan tanto el tener momentos de intimidad para la pareja. En muchas ocasiones incluso ya viven fuera de casa. Así que hay que aprovechar esos momentos de intimidad que durante años fueron tan reducidos.

Mejorar la autoimagen corporal.

Como decíamos en el artículo anterior, con los años ya no nos vemos tan jóvenes, delgados y atractivos y quizá eso pueda parecer un freno para iniciar una relación sexual, sobre todo con una pareja nueva.

Pero otra vez debemos buscar la parte positiva de cumplir años y es que con la edad las personas van adquiriendo más seguridad en sí mismas y se van dejando atrás complejos que en la juventud nos podían parecer cosas muy importantes pero que con 50 se ven como bobadas.
Muchos hombres pasan la adolescencia obsesionados con el tamaño del pene o la cantidad de semen, o comparándose con cuánto aguantan los demás amigos practicando sexo.
Con la edad esos complejos van desapareciendo y se van valorando otras cosas como la compenetración con la pareja y los juegos sexuales.

Otra cosa que también ayuda es que ya no se tienen unas expectativas tan idealizadas con respecto al encuentro sexual, lo que hace que disminuya la ansiedad previa y se llegue a la cama sin tantos nervios. Y todos sabemos que los nervios son el mayor aliado de los “gatillazos”.

Así que tenemos que aprender a querernos y gustarnos a nosotros mismos, de esa manera proyectaremos una actitud de seguridad y autoaceptación personal que a los ojos del que nos mira resulta muy atractiva.

Introducir estímulos novedosos

En parejas que llevan mucho tiempo juntos, la falta de deseo sexual suele tener su raíz en la pérdida de novedad, la rutina y la monotonía sexual. Pero a veces es difícil mantener esa “chispa”.

Es algo que hay que trabajar día a día igual que vamos al gimnasio para trabajar los músculos, ese trabajo no se hace solo. Hay que “hacer algo” para mantener la llama de la pasión encendida.

Hay que introducir estímulos novedosos en la pareja:

  • Utilizar la imaginación para crear fantasías sexuales que podemos compartir con la pareja o no.
  • Si decides compartir las fantasías, puedes contarle a tu pareja algo que te de morbo y podéis realizarlo juntos. Por ejemplo: tener alguna práctica sexual en algún lugar diferente a lo que soléis hacer.
  • Utilizar lencería o algún disfraz que vaya acorde con la fantasía.
  • Hacer posturas sexuales diferentes que no soléis hacer, sexo oral, sexo anal.
  • Podéis ver alguna película erótica o porno y hacer algo de lo que veáis que os guste a ambos.

Si no te apetece compartir la fantasía con tu pareja, simplemente piensa en algo que te excite y utilízalo cuando tengas un encuentro sexual. 

En nuestro programa de terapia para tratar la falta de deseo trabajamos todos estos aspectos en profundidad con ejercicios sensuales y sexuales con los que volver a encender la llama y la pasión que se está perdiendo. 

  • La novedad también podemos buscarla fuera de la cama. Puede que lo que nos falte es conectar con nuestra pareja, divertirnos y tener espacios de intimidad. Ponte como tarea buscar un momento cada semana para hacer algo juntos, algo que os divierta.
  • Otros son más atrevidos y utilizan como estímulos novedosos para incluir en la pareja prácticas como el bondage (atar a la pareja), swinger (intercambios de pareja) o la participación de otras personas para realizar trios o juegos sexuales en grupo. Estas son opciones que deben conocerse bien antes de practicarse y deben estar muy bien habladas y consensuadas en la pareja.

Superar las disfunciones sexuales

Cuando la pérdida de apetito sexual en el hombre es la consecuencia de padecer alguna otra disfunción sexual como disfunción eréctil, eyaculación precoz o eyaculación retardada, la solución empieza por solventar esos problemas de base que están provocando que se pierda el interés por el sexo.

Nuestros programas de terapia online combinan el tratamiento de estas patologías con una reeducación sexual y un entrenamiento para favorecer el acercamiento y la comunicación en pareja. Así se soluciona el problema además de volver a acercar a la pareja sentimentalmente y sexualmente.

Como última recomendación te sugiero que seas creativo en cuanto al sexo y la pareja. Es un hecho que con el paso del tiempo todo en la vida puede cansar y volverse monótono y aburrido, por eso hay intentar no acomodarse en la zona de confort y hacer siempre las mismas cosas, las que nos resultan más fáciles o cómodas, tanto en el sexo como en la relación de pareja.

Poneos como tarea cada cierto tiempo practicar diferentes posturas sexuales o ir cambiando las prácticas que hacéis en los preliminares, pregúntale qué le apetece que le hagas hoy.

Y en cuanto a la relación de pareja intentad hacer actividades diferentes de vez en cuando, cosas que llevéis tiempo sin hacer y no hacéis a veces por pereza. Un viajecito o escapada cada cierto tiempo renueva a la pareja.

Pero sobre todo, no te olvides de contarle a tu pareja lo que te apetece, lo que necesitas o lo que echas de menos hacer y que ella también te lo cuente. Prueba a dejarle una notita en un pequeño papel, escóndelo en algún sitio y que lo encuentre…


Tratamiento Falta de Deseo

Más artículos sobre Falta de Deseo Sexual


Leave Your Comment